BLOG DE RAFA PARRA SOLER

De vocación, poeta, ensayista y dramaturgo.











jueves, 22 de julio de 2010

Las Vanguardias y El Texto Expositivo

Ambos son los temas de Oposición que me han dado la plaza de Funcionario de la Enseñanza Pública. Gracias a ellos, mi vida laboral está resuelta, y, con ella, gran parte de las demás facetas de mi existencia.

Todavía estoy asimilando un éxito para cuyo alcance han influido, a partes iguales, el trabajo y la fortuna. Por un lado, el duro trabajo de dos años de estudio, de resúmenes y esquemas. Dos años de muchos altibajos, eso sí, porque uno es humano y de vez en cuando le sobrevienen las flaquezas y las ganas de mandar todo a tomar viento, porque son muy pocas plazas, porque hay mucha competencia, porque las oposiciones son una lotería, etc. Pero ahí estaba Laura en los momentos difíciles para hacerme mantener firme la vista hacia mi objetivo. Ahí estaba la mujer de mi vida para inyectarme las dosis necesarias de constancia y tenacidad, dos grandes virtudes de las que yo carezco y que Laura me ha contagiado con la fuerza de su carácter y de su arrolladora personalidad.

Si no hubiera contado con el apoyo de mi novia, no habría conseguido la plaza. Eso lo tengo meridianamente claro. Debo, por tanto, a Laura, la mitad, como mínimo, de este triunfo, que quiero dedicar, por otra parte, a la mujer que me trajo al mundo y que hace nueve años que dejó de estar entre nosotros: mi madre. Dondequiera que esté, Laura y yo le dedicamos esta victoria.

4 comentarios:

  1. Felicidades. Poco más hay que decir, ya sabes que tras tanto esfuerzo sobran las palabras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Ains, tonto, no digas esas cosas que me dan vergüensita...no, no, DILAS, que me las merezco, que hemos empollado lo mismo, que el tribunal 1 ha sido nuestro tribunal, que he hecho amigos y enemigos opositores en las horas de encerrona y en el foro, que me sé entera tu programación y te he ayudado a redecorar tus unidades, que hemos pasado muchas horas en la pizarra. ¡VICTORIA!

    El laurel coronó tu frente, tu padre decía la verdad.

    Te quiero

    ResponderEliminar
  3. ¡ENHORABUENA!

    Pero con el tiempo verás y comprobarás que se trata tan solo de otro peldaño...

    Salud, siempre.

    ResponderEliminar